Convocatoria XV Certamen literario de Alfambra


Ya tenemos aquí, la XV convocatoria del certamen literario que convoca la Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra.






BASES

Participantes “Relatos”: Podrán participar los autores que lo deseen españoles o extranjeros, mayores de 18 años, siempre que los trabajos se presenten escritos en lengua castellana y por quintuplicado, con una extensión máxima de 6 páginas, por una sola cara, en formato DIN A-4, a doble espacio, tipo de letra Times New Roman o similar de 12 puntos.




Participantes “Poesía”: Podrán participar los autores que lo deseen españoles o extranjeros, mayores de 18 años, siempre que los trabajos se presenten escritos en lengua castellana y por quintuplicado, con una extensión máxima de 60 líneas o versos, por una sola cara, en formato DIN A-4, a doble espacio, tipo de letra Times New Roman o similar de 12 puntos.



Dotación, para cada una de las dos modalidades: Se establecen los siguientes premios:
– Un primer premio de 700 euros y trofeo.
– Un segundo premio de 400 euros y trofeo.

Condiciones: Los trabajos deberán ser originales e inéditos y no haber sido premiados en ningún otro concurso. El tema será de libre elección y cada concursante podrá enviar un máximo de DOS trabajos tanto en RELATO como en POEMAS, con sobres separados, de forma que cada sobre contenga un solo trabajo.

Los relatos y poesías deberán presentarse obligatoriamente bajo seudónimo, adjuntando plica cerrada en la que en su exterior figure título y seudónimo y dentro nombre, apellidos, dirección, teléfono, correo electrónico (si lo tiene), si no es residente en España, el correo electrónico es indispensable.

Los trabajos se enviarán por correo postal (NO se aceptará por correo electrónico), indicando en lugar visible, tanto en el sobre exterior como en la plica (CONCURSO RELATOS CORTOS) o (CONCURSO DE POESÍA), a la siguiente dirección:

“Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra” Calle Estudio, 21 (RELATO o POESÍA) 44160 ALFAMBRA (Teruel)

El plazo de recepción se cerrará el día 4 de marzo 2023 a las 24 horas y el fallo del jurado se hará público el día 22 de junio de 2023. Unos días antes se dará a conocer los finalistas. La organización se pondrá en contacto de forma directa con los galardonados.

Constituyen el jurado figuras de reconocido prestigio en el mundo cultural y literario.

Los ganadores acudirán personalmente a recoger el premio.

El Grupo Literario organizara una “Gala cultural” para la entrega de galardones en la localidad de Alfambra (Teruel), el <<sábado 5 de agosto 2023>>, (la organización se reserva el ajuste o cambio de la fecha por causas de fuerza mayor).

Los gastos de alojamiento para dos personas, una noche, (NO desplazamiento) correrán a cargo de los organizadores. En caso de no asistir el ganador, el premio quedará en poder del “Grupo Literario de Alfambra”.

Cualquier cuestión inherente al concurso, así como el fallo del tribunal, se dará a conocer por diferentes medios de comunicación y en las siguientes páginas web:

www.franciscoponce.com

www.grupoliterarioculturalalfambra.blogspot.com

www.danielelmochuelo.blogspot.com

www.alfambrinos.es

La organización adquiere el derecho a utilizar los textos ganadores para su publicación, (tanto en formato papel como digital) siempre destacando la autoría de los mismos; ello no significa que el autor pierda el derecho de propiedad, pudiendo a su vez, hacer el uso que estime oportuno, señalando ante cualquier eventual publicación, el carácter de obra premiada en el Certamen de Alfambra.

No se devolverá ningún trabajo presentado a concurso, siendo destruidos los que NO hayan sido galardonados.

La participación en el concurso supone la plena aceptación de las presentes bases y para cualquier otra decisión sobre el mismo, queda facultada la: Asociación Grupo Literario Cultural de Alfambra, cuya decisión será inapelable.

* * * * *



(*) Óscar Abril Alegre

Participantes Relato “Óscar Abril Alegre”: Podrán participar jóvenes españoles o extranjeros, que no tengan cumplidos los 30 años de edad en fecha 1 de enero de 2023. Presentarán los textos en lengua castellana y por quintuplicado con extensión de máximo 4 páginas, por una sola cara en formato DIN A-4, a doble espacio, tipo de letra Times New Roman o similar de 12 puntos. (Se deberá especificar claramente, que se presenta al apartado Óscar Abril)
Dotación: Un único premio de 400 euros y trofeo.

El tema será libre, pero se valorará muy positivamente que contenga valores humanos, tales como la paz, la solidaridad, la libertad, la convivencia o cualquiera de los Derechos Humanos, deberá ser original e inédito y no haber sido premiado en ningún concurso literario. Cada autor podrá enviar un máximo de DOS trabajos

Los relatos deberán presentarse obligatoriamente bajo seudónimo, adjuntando plica cerrada en la que en su exterior figure título y seudónimo y dentro nombre, apellidos, dirección, teléfono, correo electrónico (si lo tiene), si no es residente en España, el correo electrónico es indispensable.

Los trabajos se enviarán por correo postal (NO se aceptará por correo electrónico), a la siguiente dirección:

“Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra” CERTAMEN RELATOS “ÓSCAR ABRIL ALEGRE” C/ ESTUDIO, 21 44160 ALFAMBRA (TERUEL)

El plazo de recepción se cerrará el día 4 de marzo 2023 a las 24 horas y el fallo del jurado se hará público el día 22 de junio de 2023. Unos días antes se dará a conocer los finalistas. La organización se pondrá en contacto de forma directa con el ganador o ganadora.

Constituyen el jurado figuras de reconocido prestigio en el mundo cultural y literario.

Los ganadores acudirán personalmente a recoger el premio.

El Grupo Literario organizara un “Acto cultural” para la entrega de galardones en la localidad de Alfambra (Teruel), el << sábado 5 de agosto 2023>>, (la organización se reserva el ajuste o cambio de la fecha por causas de fuerza mayor).

Los gastos de alojamiento para dos personas, una noche, (NO desplazamiento) correrán a cargo de los organizadores. En caso de no asistir el ganador, el premio quedará en poder del Grupo Literario de Alfambra.

Cualquier cuestión inherente al concurso, así como el fallo del tribunal, se dará a conocer por diferentes medios de comunicación y en las siguientes páginas web:

www.franciscoponce.com

www.grupoliterarioculturalalfambra.blogspot.com

www.danielelmochuelo.blogspot.com

www.alfambrinos.es

La organización adquiere el derecho a utilizar los textos ganadores para su publicación, (tanto en formato papel como digital) siempre destacando la autoría de los mismos; ello no significa que el autor pierda el derecho de propiedad, pudiendo a su vez, hacer el uso que estime oportuno, señalando ante cualquier eventual publicación, el carácter de obra premiada en el Certamen de Alfambra.

No se devolverá ningún trabajo presentado a concurso, siendo destruidos los que NO hayan sido galardonados.

La participación en el concurso supone la plena aceptación de las presentes bases y para cualquier otra decisión sobre el mismo queda facultada la: Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra, cuya decisión será inapelable.

(*) Óscar Abril Alegre, descendiente de Alfambra, estudiante, viajaba en uno de los trenes que sufrieron el atentado del 11 de marzo del 2004 en Madrid. Perdió la vida cuando se dirigía a clase; este premio pretende rendirle un homenaje.

2022






Acto de entrega de los premios del Certamen Literario de Alfambra






Los ganadores/as de izquierda a derecha: Juanma Velasco Centelles, Monserrat Espinar Ruiz, Isabel Cortijo Talavera, Fernando, en representación de Laura Cabedo Cabo, y David Bou Escrig; junto al mantenedor Miguel Morata, en la recepción en Casa Óscar.




Intervención del mantenedor:


                                                                      Solo abandonas tu hogar

                                                                     Cuando tu hogar no te permite quedarte

                                                                     Warsan Shire, poeta somalí.




-Cuando vuelves, ya no arde la leña en el hogar. Por más que busques entre las estancias de tu vida pasada, solo, encontrarás unos viejos sacos roídos por los ratones, y allí donde otrora colgaba el caldero hirviente, ahora humea el recuerdo tenue de aquellos lejanos momentos, y cenizas.

-Cenizas grises también en la mente. La vida está atada al recuerdo de un paisaje determinado, en el que se mezclan la infancia de alegres e ingenuas experiencias y el incipiente desperezar del otoño que agranda las sombras en los rastrojos y barbechos hasta ocupar las viejas calles, mientras se apaga el sonido de las esquilas y las hojas caen inexorablemente, yertas, silenciosas, cubriendo la tierra con un color opaco y crudo.




-Has perdido tus huellas al filo del camino, has perdido tus sueños entre sombras y olvido. Solo la tierra nos sobrevive. Con voz quebrada buscas una palabra, un verso para atarlo al grito clamoroso del pueblo.

-Te sacaré de aquí –dijiste, padre, nombrado aquí como arquetipo de todos los padres que emprendieron la marcha.

-Aunque dejemos de contemplar para siempre esta puesta de sol que por el oeste nos muestra el agónico viento del verano con nubes rosas boreales.

-Siendo niño, una tarde, mi padre me llevó con él a segar aneas al zaicacho de La Veguilla.

-Pisando el fondo lodoso, con la corbella en la mano se metió en el agua que le cubría hasta la cintura para ir cortando los tallos más esbeltos, que a veces me doblaban en altura.

-A duras penas, yo tiraba de ellos, los sacaba, -cuidado que cortan- y me los llevaba en el hombro, arrastrando los apilaba junto al carro en el rastrojo.

-Cada vez que me alargaba un brazado mi padre alzaba los ojos y se encontraba allí arriba con la cara de quien no entendía nada de nada, mirándole.

-Acabada la siega, ya el sol escapaba a ocultarse tras los cerros y deslumbraba con sus rayos rasantes; mientras ataba los costales y sacudía sus amerados pantalones de pana, me llamó, sobrio, contenido. -Pronto van a secarse estos zaicachos. Si no llueve este otoño faltará el agua a la tierra y difícilmente prenderán otras cosechas –comentaba-, intentando hacerme comprender el sentido de aquel día de duro trabajo.

-Esta acequia, apenas tiene agua, -me dijo- pero aunque la tierra se anegue e inunde el surco, aunque se labre con esfuerzo y se siembre el grano al viento y al sol que la germina, prospere la vida y se extienda, en sus hechuras crezca y madure el fruto; aunque nos sobrevuelen vencejos, y gorriones, esta tierra está moribunda, los campesinos condenados a la marcha.

-Ya no se sienten los gritos de los niños, como antes, en todo caso corren por las imaginarias vías por las que circula el tren fantasma de una estación abandonada, peligrosamente toman asiento en los vagones para ver quién es primero, quien se atreve a abandonar antes esta tierra, convertirse en desertor del arado; antes mosén que labrador.

-Pues esta tierra arcillosa, agoniza, hijo mío, miro al cielo y veo escaparse los días, temo los hielos y las ventiscas del invierno, pero los veranos también resecan a los hombres, y estos parten, el secano no necesita nuestros brazos y la huerta no produce sustento solo alimenta estas altas choperas.

-Hay dos tipos de personas –decía, mientras ataba los fajos-, solo dos; los que miran el futuro, únicamente, y los que andan, vueltos con un ojo en la espalda atados a un recuerdo deforme que nunca abandonan. Los dos están equivocados. La esperanza es y no es el futuro del mundo; y desde luego no es el apego al pasado, no es sencillo sostener la mirada poética del campo, mucho más fácil cuantificar los daños del pedrisco, que seguir el vuelo del cernícalo.

-Me gusta recordar a mi padre cuando segaba bajo el sol, y una gota de sudor caía desde su afilada nariz hasta la tierra, cuando arrancaba ajos o afilaba la dalla- El año que viene sembraré más patatas, -me decía- que somos muchos y no nos llegan.

-Y lo recuerdo el día en que, como tantos otros, cargó sus escasas pertenencias: dos camas, unas sillas, la vieja cómoda de su padre, un armario desmontado, regalo de su boda, una vajilla de loza y un baúl lleno de ropas desgastadas y remendadas. Yo estrujaba en el bolsillo un billete ajado de una peseta que me dio la tía Teresa, y que aún conservo. Partimos al amanecer en el viejo camión de Franco, esa mañana de octubre la tierra desprendía una brisa fresca y aromas de tomillo.

-Con la angustia de la pérdida, cuando las ilusiones fueron arrasadas por dos tremendas pedregadas, abandonamos el valle.

-Llevábamos un corazón reseco y las manos sobradas de piel, dispuestas a abrir la incógnita del mundo.

-Aragón, antiguo reino, -dicen- sobrio esforzado y generoso. Iba quedando vaciado, sin consuelo.

- Como tantos otros pobladores, no fue por voluntad el abandono, no había vocación a la distancia. Saber dónde dirigirse empujados por el viento del mundo. Tener.

-Ahora, años después, cuando vuelvo sobre mis pasos me cuesta reconocer el camino de la huerta invadido de matas, colonias de cardos, zarzas y escaramujos. En la casa, con la luz del mediodía resaltan las telarañas que han ocupado a gran velocidad las esquinas y los huecos de los lugares vacíos, como si con ritmo frenético invadieran el espacio dejado por nuestra ausencia.

-Quisiera que al llegar no hubiera cambiado nada, que estuvieran todos con sus nombres, y este no sé si es un deseo de regresar a un lugar o a un tiempo, o a una mezcla de los dos.

-Alguna vez nos crecerán árboles en las manos. Mirad hay nuevos nidos de golondrina en el alero de la casa. Saboreáis con placer el sabor de las pastas de manteca, mientras os seguís preguntando retóricamente porqué la España Vacía.



Gracias por su asistencia, gracias por su atención. 
A continuación tiene la palabra el presidente del grupo Florián Novella.






Como en años anteriores, volvemos a contar con la presencia musical del grupo Allegretto Quartet





Tras las intervenciones del alcalde de Alfambra, Carlos Abril y el Diputado Provincial de Cultura: Diego Piñeiro. Reanuda la intervención el mantenedor:


Buenas tardes y bienvenidos, los recibimos como al agua siempre que no venga acompañada con pedrisco.

-Estamos aquí después de dos años de ausencia, con energía renovada para superar este estado de incertidumbre, sin olvidar a todas las personas que hemos perdido y sin ignorar el tamaño de las sombras que acechan, nuestra fragilidad, y la herida abierta. En esta época en que todos parecen estar enfermos, locos, sin escrúpulos; se engañan, escupen espumarajos de odio por la boca, matan para a continuación hablar de paz, de democracia y de derechos humanos. Cínicos instalados en la guerra y en la creencia de la inmortalidad cuando lo único que dejan tras de sí es un montón de cadáveres putrefactos.

-El mundo está lleno de sufrimiento y cada vez que se agita el dinero crece este sufrimiento. De nada sirve que llamemos a la cordura y a la humanidad.

-A pesar de que cada vez tenemos menos motivos para la celebración, tratamos en este acto de agarrar la esperanza y unirnos a los que sufren la violencia en cualquiera de sus formas y en cualquier parte del mundo.

-La literatura, la palabra, como vínculo y medio fraternal de comprensión y compromiso. Es el momento de celebrar con las ganadoras el éxito de su trabajo, el mérito que sin duda han tenido de entre los más de dos centenares de participantes en cada modalidad, las más votadas, en una elección difícil, lo han sido por votación secreta, respetando siempre las bases y el anonimato; al abrir las plicas estos han sido los resultados:





-En relato corto, el segundo premio ha correspondido al titulado “La difunta retratada” del contenido del mismo nos hablara la autora Isabel Cortijo Talavera. Entrega el premio Manolo Villalba.







-El primer premio corresponde el título “Una flor sobre la piel” de Monserrat Espinar Ruiz. En el relato de honda impresión la autora habla del polémico tema de los bebés robados, tema tan escandaloso como desatendido por la lenta justicia, pero que los lo explique la autora. Entrega el premio Amador Villamón.









 
 -El premio Óscar Abril Alegre, para menores de 30 años corresponde al relato “Las manos visibles” del que es autor David Bou Escrig. En representación de la familia Abril Alegre entrega el premio, Beatriz Abril

-En las modalidades de poesía, han obtenido:





El segundo premio Laura Cabedo Cabo, con Yo hablo; se da la triste circunstancia que cuando tratamos de localizar a su autora para anunciarle el fallo, su hija nos comunicó el fallecido de la misma; los miembros del jurado convinimos que esta era una magnífica oportunidad para ofrecer un merecido homenaje póstumo a Laura. Residía en Torrent, licenciada en Trabajo Social, tenía estudios de filosofía y letras, actualmente estaba cursando filología. Con numerosos galardones como escritora, tanto en poesía como en narrativa. Es autora del libro Vidas Mojadas y colaboraba con diversas publicaciones internacionales. En su representación recoge el premio su esposo Fernando Andreu, acompañado de sus hijas, hace entrega Marina Martín. Después de oír el poema y oír a su familiar añadimos al dolor de la perdida la pena que supone el no poder conocerla.




El primer premio es para la poesía “La danza de la primogenitura” de Juanma Velasco Centelles, entrega el premio, Marina Martín. Juanma, residente en Benicásim (Castellón). Autor de 13 novelas, cuatro de ellas publicadas: Solo los hombres sin patria pintan lobos de mar (2006) (finalista del premio Azorín de Novela 2005), A tí Mateo, es a ti (2013), Temblores para un Repùblica (2015) y La fragilidad (2017) y autor del ensayo Despoblación de una provincia con mar. Castellón territorio reversible (2018) auspiciado por la Diputación Provincial de Castellón. Ganador de docenas de premios tanto en poesía como narrativa, tantos que no podemos enumerarlos aquí.



Acabar con el agradecimiento a quienes han colaborado al desarrollo de este décimo cuarto certamen literario, especialmente a Borja Fabre, Allegretto Quartet, Miguel Martín y Marina Martín por la decoración de flores; la presencia del Diputado Provincial de Cultura: Diego Piñeiro. Del Presidente de la Comarca, Samuel Morón.






Les dejo con la música de Allegretto Quartet.










Hasta el próximo año.






                                                                                        Alfambra, 30 de julio de 2022

 







Premiados Certamen Literario Alfambra 2022

 





Cumplido el trámite final de puntuación y selección de los premios para 2022, tras una difícil decisión por la calidad de los finalistas, se llega a la resolución final para proclamar los trabajos y autores que se alzan con el premio del XIV “Certamen Literario de ALFAMBRA”, año 2022 (en su día aplazado).

Los diferentes jurados de (Relato, Poesía y Óscar Abril) depositan sus actas al presidente de la mesa, que repasa y certifica los siguientes premios, una vez abiertas las plicas GANADORAS:
Relación de ganadores del XIV Certamen Literario de Alfambra.


Relato Corto:
-Primer premio, Montserrat Espinar Ruiz, con el relato Una flor sobre la piel
-Segundo premio, Isabel Cortijo Talavera, con el relato La difunta retratada


Premio Óscar Abril Alegre, David Bou Escrig, con el relato Las manos visibles


Poesía:
-Primer premio Juanma Velasco Centelles, con La danza de la primogenitura
-Segundo premio Laura Cabedo Cabo, con Yo hablo.


-El acto de entrega de los premios será el próximo 30 de julio, sábado a las 18;30 en el Pabellón Deportivo de Alfambra (Teruel)


Felicitamos cordialmente a las personas premiadas, al tiempo que agradecemos a quienes han participado, en esta como en ediciones anteriores la confianza que nos otorgan, lo que nos estimula para seguir con futuras ediciones del certamen.

Finalistas el XIV Certamen Literario del Grupo Literario Cultural de Alfambra 2020 (aplazado 2022)

 


Como se tenía AVISADO, quedó en su momento en suspenso el XIV Certamen Literario del GRUPO LITERARIO DE ALFAMBRA, y pospuesto para el año 2022, por causas de todos conocida.

En consecuencia y siendo posible ahora su realización, <<regresamos en el tiempo>>, donde la pandemia nos limitó, y este jueves día 9 de junio 2022 se reunieron los jurados pertinentes que valoraron los trabajos recibidos en su día y guardados en sus diferentes modalidades:
FINALISTAS:


(El orden los mismos solo obedece al número otorgado en su recepción)





Poesía:

-Pinceles dormidos

-Dificultades

-Apátridas

-La danza de la primogenitura

-Yo, hablo

-Un extraño en la azotea

-La voz de las olas

-Apareció por casa

-Mi abuela Vera

-Batido de mora






Óscar Abril Alegre:

El laberinto de ella

-No te preocupes mamá

-Las manos vivibles

-Detrás del silencio

-Mi muro


Relatos:



-Mi madre tenía los ojos más azules que Zapotec

-La virtud de Filomeno

-Aquel Viaje soñado

-Una flor sobre la piel

-La difunta retratada

-Esperando el tren

-Buenas vibraciones

-Cuestión de principios

-El refugio

-La quiniela de Andrés.

Sobre el día 22 de este mes de junio 2022, se comunicará la resolución de los diferentes premios, una vez se abran las <<plicas>>, que hasta entonces permanecen secretas y custodiadas El resultado se hará público en este BLOG y otros medios de prensa digital y escrita.

Ahora felicitamos y damos la enhorabuena a los seleccionados y por supuesto agradecemos a todos los que han participado su atención y paciencia en la selección, por causas ajenas a nuestra voluntad,

La entrega de premios será el sábado día 30 de julio en ALFAMBRA (TERUEL) y junto a los premiados, daremos la fecha exacta, horarios y actos previstos para la celebración de nuestros “magno” certamen.

De la web de Francisco Ponce  https://franciscoponce.com/archives/58202  

 


La Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra, en el día de hoy 25 de junio 2021 comunica y ahora extiende que:

– Debido a las dificultades surgidas como causa de la pandemia del virus covid 19, y el consiguiente estado de incertidumbre creado acerca de la viabilidad y cumplimiento de los plazos previstos en las bases, particularmente el desarrollo del acto de entrega de premios a celebrar en Alfambra mes de agosto, se acuerda prorrogar el aplazamiento del XIV certamen literario para el próximo año 2022.

– Todos los escritos y plicas en las diversas disciplinas –poesía, relatos y Óscar Abril Alegre- quedarán bajo la custodia de esta asociación hasta que retomemos su lectura y selección.

– En el momento oportuno informaremos a nivel general y directamente a los premiados, como es norma y costumbre.

– Esperamos verles el próximo año (ahora 2022) por lo que les pedimos que se cuiden, y deseamos para entonces, intercambiarnos los abrazos aplazados, pero insustituibles.

Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra

                                                                     Alfambra, 25 de junio de 2021

2020



La Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra, comunica:

   -Debido a las dificultades surgidas como causa de la pandemia del virus covid 19, y el consiguiente estado de incertidumbre creado acerca de la viabilidad y cumplimiento de los plazos previstos en las bases, particularmente  el  desarrollo del acto de entrega de premios a celebrar en Alfambra el día 1 de agosto, acuerda el aplazamiento del XIV certamen literario para el próximo año 2021. 

   -Todos los escritos y plicas en las diversas disciplinas –poesía, relatos y Óscar Abril Alegre- quedarán bajo la custodia de esta asociación hasta que retomemos su lectura y selección. 

   -Esperamos verles el próximo año por lo que les pedimos que se cuiden, y deseamos para entonces, intercambiarnos los abrazos aplazados, pero insustituibles.   

                           Asociación Grupo Literario Cultural Alfambra. 

                                                                                                Alfambra,  30  de  mayo de 2020






2019












     Los ganadores del XIII certamen literario fueron:  Manuel Laespada  Vizcaino, Ana Alonso Atienza, Lola Riveiro Lema, Juan Carlos Fernández Salinas. José Quesada Moreno (evidentemente uno de los personajes delegó) 





    Bienvenidas a esta nuestra amada y vacía tierra, bienhalladas las pocas gentes que la pueblan.
Agradecemos vuestra asistencia; y agradecemos la elegante apertura de la mano del Quartet Delirium.
Vamos a comenzar por distinguir la labor de los más pequeños, nuestros niños y niñas que orientados por sus maestras y Ángel Sánchez han contribuido con sus trabajos desde las escuelas, con el tema “Mis amigos” ; con el interés de estimular su participación queremos entregarles este reconocimiento, este es un premio que patrocina y entrega Gregorio Novella.




                2019 Paca Aguirrre, poeta entrañable.

   -Volvemos al lugar del que nunca nos hemos ido, nuestra casa, nuestra tierra; retornamos al abrazo fraternal con aquellos que quedaron y no se aventaron por los caminos últimos de agua, ni por la carretera polvorienta, creciendo obstinados al viento, mirando la nevada desde la ventana, jornaleros de esperanza y dueños de estrellas. Os abrazamos porque quedasteis al cuidado de los campos dormidos esperando la resurrección de las espigas y en el reparto de la lluvia.

   -Volvemos aquí donde nacimos, aquí donde todo comienza, los objetos cimbrean en la memoria, embadurnada la piel de ausencia, cubiertos de polvo y nostalgia, -ya saben, la nostalgia como morfina de la memoria-. Nos observan peritos en amaneceres, en estallidos germinales sobre tierras resecas, sobre las ruinas de la casa derrumbada; con los huesos endurecidos por la arcilla, inmóviles aunque a su alrededor arda el mundo, y los mares convertidos en inmensas fosas comunes.

   -Antes de amanecer el gallo canta una y otra vez, no recordaba tanta persistencia. Somos nuestra niñez y todo lo que sigue en nuestra vida adulta es una disimulada prolongación de aquella infancia, aunque afirme que en el tránsito nos desprendimos de la placenta, de las zarzas y del sacristán; no es cierto que nos hayamos desentendido completamente, son los espejismos que se producen en los eriales y la piel, aun nos rozan las alas de los pájaros al pasear por los lugares de antes con la certeza de quienes marcharon; hemos vuelto y desatamos memoria con los pies, andando las calles, somos esa clase de visitante familiar contemplando los balcones y las casas abandonadas, Hemos vuelvo a casa, una y otra vez, al lugar donde no tenemos que buscar la luz, pues en todos los rincones, el mundo es tan familiar que no necesitamos ojos; y nos embarga contemplar la despoblación, el silencio, el vacío.

 

Decimos con Claudio Rodríguez

“Nunca había sabido que mi paso

era distinto sobre tierra roja,

que sonaba más puramente seco

lo mismo que si no llevase un hombre,

de pie, en su dimensión.

Por ese ruido quizá algunos senderos me recuerden.

Por otra cosa no.


   -Fue noticia en los informativos de este país hace solo unos meses: Francisca Aguirre, poeta, murió repentinamente el día 13 de abril; tan inesperado fue su óbito que esa misma mañana la estuve oyendo en una entrevista en directo por la radio, con esa cercanía y afabilidad tan propias. Nada hacía sospechar que solo unas horas más tarde nos dejaría. Superada la sorpresa, el siguiente sentimiento fue de dolor, pues perdíamos a una de las voces vivas esenciales en la poesía actual. En aquella sentida perdida también se nos iba el ser humano, la mujer con una de las trayectorias personales más dignas y ejemplares de nuestra historia.

   -Francisca Aguirre nació en 1930, en el seno de una familia de artistas. Al finalizar la Guerra Civil, con nueve años, tuvo que irse exiliada a Francia con su familia, donde fue escolarizada, a su regreso a España continuó hasta los 14 años en que empezó a trabajar, pero su interés por la cultura estuvo alentado por su madre que alimentó la admiración por su esposo, el pintor Lorenzo Aguirre, y animó siempre ese espíritu inquieto de Paca a participar en las tertulias culturales.

Yo, que llegué a la vida demasiado pronto,

que fui -que soy- la que se anticipó,

la que acudió a la cita antes de tiempo

y tuvo que esperar en la consigna

viendo pasar el equipaje de la vida

desde el banco neutral de la deshora.

Yo, que nací en el treinta, cuando es cierto

-como todos sabéis- que nunca debí hacerlo,

que hubiera yo debido meditarlo antes,

tener un poco de paciencia y tino

y no ingresar en ese tiempo loco

que cobra su alquiler en monedas de espanto.

Yo, que vengo pagando mi imprudencia,

que le debo a mi prisa mi miseria,

que hube de trocear mi corazón en mil pedazos

para pagar mi puesto en el desierto,

yo, sabedlo, llegué tarde una vez a la frontera.

Yo, que tanto me había anticipado,

no supe anticiparme un poco más

(al fin y al cabo para pagar

en monedas de sangre y de desdicha

qué pueden importar algunos años).

Yo, que no supe nacer en el cuarenta y cinco,

cometí el desafuero, oídlo,

de llegar tarde a la frontera.

Llegué con los ojos cegados de la infancia

y el corazón en blanco, sin historia.

Llegué (Señor, qué imperdonable)

con nueve años solamente.

Llegué, tal vez al mismo tiempo que él

pero en distinto tiempo.

No lo supe.

(Oh tiempo miserable e injusto.)

Estuve allí -quizá lo vi-

pero era tarde.

Yo era pequeña

y tenía sueño.

Don Antonio era viejo

y también tenía sueño.

(Señor, qué imperdonable:

haber nacido demasiado pronto

y haber llegado demasiado tarde.)

   -Paca llevaba dentro la luz, un corazón siempre abierto a la amistad, una fidelidad insobornable a los desposeídos, un compromiso con la justicia y la verdad. Y un amor inmenso al mundo, a los seres queridos, a la belleza y la esperanza. “Definitivamente amo/ el escándalo deslumbrante de la vida”; que quien esto escribe sea una mujer herida por la historia, anudada siempre a la memoria, al padre ausente, es casi un milagro: el espacio de la bondad- nunca del olvido- hecho palabra, poesía que salva el dolor para reconocerse en el afán de un mundo más justo.

   -Porque ella tuvo que cruzar la frontera con nueve años, tal vez el mismo día que lo hiciera Antonio Machado hermanado con lo mejor de su pueblo, y habitar una ciudad extraña:

París fue para mí, durante mucho tiempo, un gato.

Había un gato en aquella pobre pensión en que vivimos,

un gato que dormía al lado de una estufa.

Yo nunca vi París: tan sólo vi ese gato.

Y nos fuimos al Havre para tomar un barco.

Nosotras con dos muñecos y un monito,

papá con su caja de pinturas y un sueño acorralado,

un sueño convertido en pesadilla,

un sueño multitudinario

arrastrado como único equipaje

por una inmensa procesión de solos.

Pero aquel barco no llegó a su puerto:

esperamos, mientras mamá, para alumbrarnos,

cantaba algunos días El niño judío: “De España vengo, soy española”.

No llegó el barco. Llegaron aviones alemanes.

Hubo que caminar a gatas por las habitaciones del hotel,

que estaba frente al puerto.

 

   -Con la ocupación de Francia vuelve a sentir el mismo miedo del Madrid bombardeado, regresa con su madre y sus dos hermanas a España. Más tarde lo haría su padre, que sería encarcelado y un día de 1942 le darían garrote vil en la cárcel de Porlier. Noticia que una monja da a las tres hermanas en el colegio para huérfanas e hijas de presos políticos; Paca lo recuerda así:

 “Y sin entender nada llegué a la iglesia y me arrodillé. Pero no recé. Yo tenía exactamente once años, once meses y seis días. Fue el seis de octubre de 1942. Me quedé allí, al lado de mi hermana Susy, que lloraba desesperadamente y al lado de Margara, que lloraba porque nosotras llorábamos. De pronto algo en mí enmudeció: yo lloraba, pero no podía rezar, no sabía a quién rezarle. No entendía que había sucedido con aquel Dios en quien yo confiaba plenamente. Y pensé: no puedo rezarle a un Dios a quien no entiendo. Sólo puedo querer a los seres a quienes entiendo y que me entienden porque son como yo. Tengo que querer a mamá y a Susy y a Margara, tengo que consolarlas porque sufren como yo”.

   -Allí nacería una herida que le acompañó toda la vida. Fiel a esa memoria, al padre, a su recuerdo, aferrada a los seres queridos- la madre, las hermanas- y luego Félix y su hija Guadalupe, que está con nosotros. Porque la poesía redime la historia, sus heridas. Lectora infatigable desde la infancia, interesada con pasión por la literatura, comenzará a escribir tardíamente. Mantuvo desde entonces ese lento caminar en busca de una voz poética propia marcada por una machadiana sencillez, la naturalidad y la ironía.  La vida cotidiana, una visión feminista en muchos de sus poemarios, atenta y crítica frente a la realidad de la dictadura, la meditación sobre el tiempo, la música, son temas que se reflejan sus libros. Mujer del poeta Félix Grande, habita una casa abierta a la poesía y a los poetas. Y con generosidad acoge a quien llama a su puerta. Y ofrece cariño, conversación, consuelo, y su maravillosa tortilla de patatas de la que, también, estaba orgullosa. Divertida como pocas, su anecdotario no tenía fin y tampoco su genio cuando recordaba un régimen que le había partido la vida. Abierto, tan abierto su corazón, que compartía vida y experiencias, memoria viva de tiempos difíciles.

 

Ya nada podréis,

porque la fuerza no estaba en vosotros, estaba en mi debilidad.

Nada conseguiréis

abandonándome, porque el vacío no era

vuestra ausencia

sino mi necesidad de compañía.

Cuando llaméis

tendréis mi corazón a mano, como siempre

Ahora

el mundo se ha amueblado

con la delicadeza de lo mínimo

con la tierna disposición de lo posible.

Y todo es una patria extensa y manual,

un alfabeto misterioso

con el que estoy nombrando, recreando

reviviendo de nuevo el universo.

   -Qué palabras más hermosas nos dejaste; El mundo se ha amueblado con la delicadeza de lo mínimo. Memoria y esperanza. Fidelidad y ternura. Y esto, lo que fuiste, lo que escribiste, nos acompaña aunque ahora tu ausencia sea una herida abierta. Y no hay lugar para el consuelo. Tal vez la música que ella tanto amó, tal vez Bach, “allí donde todo es patria y armonía,/ todo está defendido de la muerte,/ porque allí la muerte desemboca en la vida”.

   -Paca perteneció a la generación de los 50, pero como otras veces, el conocimiento y la fama de sus compañeros, Valente, Ángel González, Gil de Biedma…oscurece la brillante nómina de poetas como Julia Uceda, María Beneyto…, y ella misma. Mujeres que en los últimos años están siendo reconocidas por las escritoras más jóvenes, como la voz necesaria, la voz que, oculta por el canon, recobra el lugar pleno que merecía, como eslabón necesario de una cadena nunca rota. Porque en todo tiempo y a pesar de las dificultades, las mujeres, también, han escrito.

   -En 1971 publica Ítaca libro brillante, revelador y en el 76 los Trescientos escalones. Continúa con una obra madura, profunda, que recopilará en Ensayo general ya en el 2000. En este siglo XXI el reconocimiento a su poesía ha sido general. Reediciones, homenajes, lecturas, premios, entre ellos el Nacional de Poesía en 2011. Y ya en 2018 el Premio Nacional de la Letras,  el jurado del Premio Nacional de las Letras situó su poesía “entre la desolación y la clarividencia, la lucidez y el dolor, susurrando (más que diciendo) palabras situadas entre la conciencia y la memoria”.

   -El punto de partida de los textos -el pelo, la sonrisa, el gusto, etc.- da paso a una reflexión sobre la condición humana o una cierta condición humana, la de quien cree en la vida con sus alegrías y sinsabores, en la humanidad, la de quien se conmueve con las penalidades de los otros y siente el dolor del mundo, la de quien piensa que la escritura no ha de renunciar a una cierta función de denuncia y acaba pidiendo compasión para todos.

   -Un resumen perfecto de esa poesía de conciencia y memoria que practicó Francisca Aguirre.

No os confundáis

Y cuando ya no quede nada

tendré siempre el recuerdo

de lo que no se cumplió nunca.

Cuando me miren con áspera piedad

yo siempre tendré

lo que la vida no pudo ofrecerme.

Creedme:

Todo lo que pensáis que fue destrozo y pérdida

no ha sido más que conjetura.

Y cuando ya no quede nada

siempre tendré lo que me fue negado.

No os confundáis: con lo que nunca tuve

puedo llenar el mundo palmo a palmo.

Tanto miedo tenéis que no habéis advertido

la riqueza que se oculta en la pérdida.

Desdichados,

poca ganancia es la vuestra

si nunca habéis perdido nada.

Yo sí he perdido:

Yo tengo, como el náufrago,

toda la tierra esperándome.

(Agradecimiento a la colaboración en este escrito del poeta Antonio Crespo Massieu).

Crescencia, Cristina, Concha, Tere Nevot, Duvi y Beatriz. Leyeron diversos poemas de Francisca Aguirre.







   -Hemos querido invitar a este humilde homenaje a la hija de Francisca Aguirre, la también poeta Guadalupe Grande Aguirre,  que tomo la palabra, para relatar una pequeña semblanza poética y vital de su madre, Francisca Aguirre. 
   -Gracias Guadalupe, para que guardes en tu corazón esta muestra de cariño de las gentes de este pueblo; en nombre del Grupo Cultural,  Andrés te entregará un pequeño obsequio.
   -Nueva incorporación musical de Quartet Delirium.



   -A continuación tiene la palabra a nuestro presidente Florian Novella.




Pasamos directamente al reconocimiento de los galardones, a las personas ganadoras, como a las que nos visitáis hoy, deciros, que también se es del lugar al que se llega, a partir de ahora, de alguna manera sentiros alfambrinos, también desde esa visión universal que nos hace sentir ciudadanas del mundo. 
En el apartado de relatos, al que se han presentado casi 300 participantes, han resultado ganadores:



1er Premio a José Quesada Moreno por Lo que viene del mar. Entrega. Manuel Villalba.




2º Premio a Juan Carlos Fernández Salinas por La pista del parque, hace entrega Julio Zaera.

   -Un premio que tiene un gran significado emocional para nosotros es el de Óscar Abril Alegre, como ya sabéis convocado para los menores de 30 años y como reza en las bases, el tema deberá contener valores humanos, tales como la paz, la solidaridad, la libertad, la convivencia o cualquiera de los derechos humanos. Es una constante que la ganadora sea una joven, como en las anteriores ediciones, esta vez con una participación más numerosa, la ganadora es:
Ana Alonso Atienza  por el escrito titulado “Libertad”, entrega el premio en representación de la familia de Óscar.




   -Cuando se prohíben actuaciones musicales –va nuestra solidaridad con Pedro, Luis Pastor y Adeban- surge la poesía como refugio y resistencia. Tras la lectura de todos los poemas recibidos, el jurado ha decidido otorgar los siguientes premios:





 2º Premio Lola Riveiro Lema, con el poema titulado “La vida es cuando”, entrega el premio, Jesús Esteban 
 1er Premio a Manuel Laespada Vizcaino, por “De los otros desahucios”. entrega el premio, Francisco Ponce.




Tiene la palabra nuestro alcalde. 
Para finalizar, llega el capítulo de agradecimientos; gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Alfambra, gracias a Borja, imprescindible, gracias a la Consejería de Cultura del gobierno de Aragón, particularmente a Ignacio Escuin, Director General de Cultura y Patrimonio, gracias a Marina y Ángel que han cultivado estas flores tan generosamente, y a todas las personas del grupo cultural, sin excepción, por el trabajo colectivo, para lograr que esto fuera posible.
 Gracias a Luisa Moya y Quartet Delirium con quienes les dejo una vez más.
Al finalizar, en unos minutos, el flamante medalla de Aragón al Mérito Cultural de 2019 Joaquín Carbonell acompañado de Arrazola nos canta sus 50 años en la música, vamos a celebrar con ellos en este recital acústico, esta efeméride y desearle muchos más, y le pedimos fecha para dentro de otros 50 años, pues es incombustible y seguro que vuelve por aquí.
Enhorabuena y gracias Joaquín.
                                           







Imágenes recogidas de Francisco Ponce www.franciscoponce.com, y Tony Raga.

2018






 Los ganadores de este XII certamen literario: Amando García Nuño, Moises Navarro Fernández, Etna Miró Escobar, Juan de Molina Guerra y Alberto Gimenez Prieto.



















  -En un intento de variar el desarrollo de la entrega de premios, tras una primera introducción musical a cargo del Dúo Scherzando y una presentación inicial por parte de Miguel Morata, se paso a  la entrega de premios a los escolares de la escuela pública de Alfambra.


















-Empezar por distinguir la labor de los más pequeños, nuestros niños y niñas, orientados por sus maestras y Ángel Sánchez han contribuido con sus trabajos dedicados este año a “Los juegos de ayer y hoy” desde las escuelas; con el interés de estimular su participación queremos entregarles este reconocimiento, este es un premio que patrocina y entrega Gregorio Novella.

  -Agradecemos vivamente su participación en este acto de celebración del XII certamen literario y abrimos el mismo con la intervención del presidente de nuestro grupo Florian Novella. Luego vino la lectura por varios miembros de la “Asociación Cultural y Literaria de Alfambra” quienes declamaron un compendio de extractos sobre textos leídos en años anteriores.


 -Una vez concluida esta, se pasó directamente a la entrega de los premios, conducidos por Bibiana Yago y Francisco Ponce. Este último, tomó el micrófono para emplazar a los premiados y realizar una entrevista de los mismos, conociendo su lugar de origen y aficiones varias, en un improvisado coloquio ágil, distendido y en ocasiones divertido.


  -Vamos a entregar en primer lugar los premios de poesía; el jurado ha estado compuesto por Joaquín Corencia, Teresa Garbí, Rafael Becerra, Jaume García Vilar y Miguel Morata, que han leído los 280 poemas recibidos, resultando como ganadores:

El 2º Premio: Moisés Navarro Fernández con su poema “El amor llega a veces con retraso”
Entrega el premio, Encarna Martín.

1º Premio: Amando García Nuño con el poema “Aproximaciones a la impostura”
Entrega el premio, Javier Sánchez.

El premio Óscar Abril Alegre, para menores de 30 años, es, en esta ocasión como todas las anteriores, la ganadora ha resultado una joven;  Etna Miró Escobar. Etna, si nos permites un consejo, modestamente, te animamos a que no ceses en la escritura.

                                                         Entrega el premio, Maribel Alegre.

Intervención musical del Dúo Scherzando.







  -En el apartado de relatos, ha habido también una gran participación, lo que imposibilita que todas podamos leer todos los escritos, teniendo que someter a una pre-selección por algunos miembros del grupo (Miguel Martín, Francisco Ponce, Jesús Abril, Antonio Crespo y Florian Novella). Esa pre-selección ha sido leída por 20 miembros del grupo, resultando:

2º Premio: Alberto Giménez Prieto con su relato “El personaje”
Entrega el premio, Rosa Mª de Ocón.

1º Premio: Juan de Molina Guerra con “Estación de destino”
Entrega el premio,  Paquita López.

A continuación tiene la palabra el alcalde de nuestro pueblo Francisco Abril.

Llegando ya a la recta final, queremos convocaros al acto musical de esta noche en la plaza, con el apoyo de la Consejería de Cultura del gobierno de Aragón, y del Ayuntamiento de Alfambra, tenemos el placer de contar con la actuación de Chicotén y Carmen París.  Os esperamos.

Ahora les dejo de nuevo con la interpretación musical de Dúo Scherzando.






!!!Magnífico broche de oro con la intervención de Chicotén y Carmen París en la Plaza del pueblo, en un concierto memorable!!! 


Imágenes recogidas de Francisco Ponce www.franciscoponce.com